Ser una familia cristiana que, guiada por el Espíritu Santo, crezca en el conocimiento y obediencia de la Palabra de Dios.